De forma constitucional, por sedentarismo prolongado, dietas drásticas cuyo fin es la pérdida de peso u otros motivos, la forma de los glúteos puede cambiar, aplanarse y perder su forma natural, apareciendo lo que se denomina como “nalgas tristes”, que presentan un descolgamiento y flaccidez de aspecto envejecido.

A través de tratamientos médico-estéticos como la radiofrecuencia, mesoterapia o la inserción de hilos tensores se reafirmará la piel de la zona y generarán líneas de tensión, que producirán una elevación de los glúteos adoptando una silueta más curva y juvenil.

varider_clinica_estetica_elevacion_nalgas